Desde el principio tuve claro que para llevar a cabo mi proceso de reinvención debía también enfrentarme a un desarrollo personal. Por tanto, lo primero fue buscar exactamente en qué iba a consistir dicho proceso. Lo que descubrí fue que iba a iniciar un procedimiento de transformación en el que adoptaría nuevas ideas o formas de pensamiento. Ésto me iba a permitir generar nuevos comportamientos y actitudes. El resultado iba a ser una mejora en mi calidad de vida. ¡WOW!…