Si has decidido emprender tu propio negocio, déjame que te diga que vas a tener que recorrer un largo camino. Vas a tener que sortear muchos obstáculos para poder alcanzar tus objetivos y tus metas. En la mayoría de ocasiones, vas a recorrer este camino solo. Pero para crecer necesitas nutrirte de motivación, nuevas ideas o diferentes visiones, apoyo, comprensión, superación y éxito.

Es por ello que debes buscar un sistema de colaboraciones en el que exista una relación win-win. Los Grupos Mastermind, son una alternativa muy recomendada para crear ese ambiente de trabajo en el que todos los componentes del grupo pueden llegar a conseguir sus propósitos tan solo con su cooperación.

En España están empezando a ponerse de moda y cada vez es más corriente escuchar que profesionales de distintas áreas son miembros de Grupos Mastermind. Aunque en otras partes del mundo, hace mucho tiempo que funcionan como sistema de crecimiento profesional.

Índice

¿Qué es un Grupo Mastermind?

mastermind group

Fuente: Fotolia

Un Grupo Mastermind no es más que una agrupación de personas que están dispuestas a colaborar y trabajar juntas para alcanzar un fin común.

El principal objetivo de un Grupo de Mastermind es crear relaciones y sinergias que sean beneficiosas para todos los componentes del equipo y que contribuyan a la consecución de los objetivos individuales de cada uno de sus miembros.

Napoleón Hill, en su libro “Piense y Hágase Rico” – el cual te recomiendo leer y que puedes adquirir en este enlace de afiliado – dedica un capítulo de su libro a hablar de este concepto. En el llama a los Grupos Mastermind como Equipos Maestros y los define como la coordinación de sabiduría y esfuerzo de dos o más personas, trabajando en perfecta armonía para la consecución de un objetivo común y bien definido.

Por tanto la fuerza de un Grupo Mastermind, radica en el poder que ejerce cada uno de sus integrantes. La unión de todas esas energías lleva consigo el logro de las metas de cada uno de los miembros.

Cierra los ojos e imagina que te encuentras en un despacho o lugar de reuniones, incluso en la cafetería de un coworking. Te encuentras tú y otras dos o tres personas o colegas de profesión tomando un café o disfrutando de una comida saludable.

El propósito de vuestra reunión no es más que una puesta en común de los avances que han tenido vuestros negocios en los últimos días. También charláis sobre las dificultades y los obstáculos que habéis tenido. Incluso comentáis aquellos descubrimientos o prácticas que os ayudan en el día a día de vuestros negocios a avanzar.

Existen muchas personas que, incluso teniendo negocios consolidados y que les están generando ingresos, pertenecen a varios Grupos Mastermind. Y eso es porque han experimentado todos sus utilidades. Aquí tienes uno de los episodios del podcast de Joan Boluda, en el que habla del éxito de pertenecer a uno.

¿Sientes la fuerza y el impacto que podría tener este tipo de reuniones para progresar en tu proyecto? Pues esta es la esencia principal de los Grupos de Mastermind.  

Características de un Grupo Mastermind

masterminds

Fuente: Fotolia

A continuación vas a descubrir las principales características que debe cumplir un Grupo de Mastermind para lograr un funcionamiento correcto y beneficioso para tu proyecto. Satisfacer estos atributos es garantía de éxito y de un crecimiento profesional óptimo para tí.

> Rodearse de las personas adecuadas

Parece obvio, pero a veces es complicado acertar en la elección. Es importante que en el grupo se genere una energía positiva. Por lo tanto todos los componentes debéis conectar y transmitiros sensaciones favorables para que el equipo fluya más fácilmente.

> Establecer un clima de confianza total

También es evidente pero a veces uno se le olvida de que en estas reuniones se van a tratar temas muy personales acerca del funcionamiento y los resultados de los negocios de los integrantes. Tener la seguridad de que los datos que váis a revelar durante la sesión no van a ser difundidos o comentados a terceros, ayudará a que las aportaciones que hagáis en el grupo sean más efectivas.

> Grupo reducido

El número óptimo de integrantes de un Grupo de Mastermind es de 4 a 6 personas. El mínimo pueden ser tan solo 2 personas. Se trata de que exista una interacción entre todos los miembros. Por tanto, un grupo demasiado numeroso dificultaría el proceso de intercambio e incrementaría el tiempo de las reuniones.

> Un mismo objetivo o fin común

Cooperación para lograr un objetivo común

Fuente: Fotolia

Los proyectos, las metas, los propósitos deben ser muy semejantes para que todos los que participáis  en el equipo reméis hacia la misma dirección.

No tendría sentido que fulanito quisiera aumentar sus ventas de su tienda online, menganito pretenda desarrollar una aplicación para el móvil y sotanito quiera correr una maratón. Por tanto, es difícil que de este grupo se obtengan los objetivos marcados. Cada persona quiere lograr un objetivo tan distinto del resto que no puede aportar valor, experiencia y conocimiento para que sea aprovechado por el resto del grupo.

> Debe existir diversidad de sectores o cargos

Se dice que en la diversidad está la riqueza y así es. Tener backgrounds distintos proporcionará al grupo diferentes puntos de vista, sabiduría y veteranía.

> Definir el contenido a tratar

Para evitar dispersiones y que la reunión se alargue hasta el infinito, es fundamental estipular el orden del día de la sesión. Habrá que definir los distintos temas a tratar. Así pues, todos ellos deben ir encaminados a la consecución de vuestro objetivo común.

> Determinar una periodicidad y un calendario de reuniones

Pertenecer a un Grupo Mastermind lleva consigo un compromiso, del cual hablaré más adelante. Para poder llevar a cabo esa responsabilidad, se pactará de antemano la frecuencia de los encuentros. Incluso para fortalecer ese pacto, deberéis calendarizar todas las reuniones a “X” meses vista para que todo el mundo pueda bloquear ese tiempo en su calendario y poder asistir a las sesiones.

Aquí existen numerosas opciones: una vez al mes, una vez cada dos semanas incluso una vez a la semana. No se recomienda menos de una vez al mes porque se deja pasar mucho tiempo entre reunión y reunión y puede no crear ese compromiso que lleva implícito este tipo de reuniones. Tampoco más de una vez a la semana porque puede llegar a abrumaros.

> Especificar una duración

El tiempo es un bien muy escaso. Y a nadie le gusta perderlo o no sacar provecho de él. Por lo tanto, es necesario que designéis un intervalo de tiempo para llevar a cabo la reunión. Que todos sepáis la hora de comienzo y de finalización.

Señalar una cantidad óptima es algo relativo ya que dependerá de numerosos factores como la cantidad de personas que forméis el grupo, los compromisos que cada uno de vosotros tengáis, etc. Pero se puede determinar un mínimo de 1 hora y un máximo de 2h. Más tiempo puede ser excesivo.

> Designar a un responsable o moderador

Debe existir un responsable que se encargará de llevar el orden de la reunión. También se encargará de que se respete la dinámica pactada y que avancéis según las previsiones.

Puede elegirse a una persona fija o puede variar en cada sesión.

moderador grupo master mind

Cortesía de Pixabay

> Registrar la reunión en un acta

Es necesario dejar constancia de los temas tratados en las sesiones. Además habrá que contabilizar los avances y logros que vayáis obteniendo.

No es necesario que sea nada muy complejo. Basta con anotar lo que va sucediendo a lo largo de la reunión y los compromisos que individualmente adquirís.

> Participación de todos los integrantes

Se trata de un requisito indispensable. Todos los participantes del grupo tenéis que realizar vuestras aportaciones en el turno acordado al inicio de la sesión. Se debería asignar una media de 10 a 15 minutos por persona para que podáis expresar vuestras ideas, compartir algún conocimiento que le pueda servir al resto equipo, plantearos nuevas metas, exponer vuestras dudas, etc.

> Aceptación de compromiso y las responsabilidades

Este punto es de vital importancia ya que en él radicará el éxito de vuestro Grupo de Mastermind.

Se debe tener en cuenta que pertenecer a este tipo de grupos va a llevar consigo una gran exigencia de responsabilidades. Cada uno de vosotros debe comprometerse a una serie de acuerdos:

  • Lealtad hacia el resto de los compañeros del grupo.
  • Sinceridad. Tanto los datos que váis a aportan como las opiniones que expresaréis deben ser totalmente francas y honesta. Se debe crear un clima de total confianza para el buen fin de vuestras reuniones.
  • Discreción. Ni que decir tiene que todo lo que se comente durante la sesión no debe ser compartido con otras personas ajenas a vuestro Grupo Mastermind.
  • Puntualidad.
  • Comunicación de las ausencias con antelación. Es normal que surjan imprevistos. Avisarlos con anticipación ayudará al resto de vuestros colegas a reestructurar el orden del día de la reunión.
  • Asumir los deberes. Al final de cada sesión, cada uno de vosotros debéis asignaros unas tareas a completar hasta la próxima reunión. A través de la ejecución de esos cometidos conseguiréis avanzar para lograr vuestros objetivos individuales. Por lo tanto, es imprescindible tomarse muy en serio esta misión.
  • Aportar valor. Sobretodo las opiniones vertidas durante vuestras sesiones deben ser útiles y significativas.

Los Poderes de los Grupos Masterminds

suma de las partes multiplica el resultado

Fuente: Fotolia

Después de ver las características que debe reunir vuestro Grupo de Mastermind, pasarás a conocer cómo te puede ayudar a tu crecimiento profesional.

#1 Refuerza el sentimiento de formar parte de una comunidad

Sentirse acogido, apoyado y comprendido por un grupo de personas que comparten tu misma filosofía y tus mismas metas aumenta tu motivación y compromiso con el resto de los integrantes. Por tanto, las aportaciones que hagáis todos los miembros serán realmente valiosas para el logro de los objetivos que os marquéis.

#2 Ampliar conocimientos

El compartir cada uno de vosotros los secretos de sus fracasos y de sus éxitos, aumenta el conocimiento práctico para el desarrollo de otras habilidades. Además, las distintas aportaciones os ayudarán a obtener distintos puntos de vista para resolver los diversos interrogantes que os puedan surgir.

#3 Aparición de sinergias

La finalidad de un Grupo de Mastermind es el deseo de mejorar y poder ayudar a otros a progresar. Por lo tanto, se trata de la cooperación de todos juntos aportando distintos enfoques para la consecución de un mismo fin.

#4 Aportar diferentes perspectivas

Cada uno de vosotros, tiene su propia forma de afrontar los distintos desafíos. Por tanto, la diversidad de las opiniones os aportará más opciones para enriquecer a vuestro equipo en el camino hacia el logro de los vuestros objetivos.

#5 Obtener un feedback objetivo

Cada participante expresaréis vuestra opinión personal en base a vuestras propias experiencias y conocimientos. De modo que, vuestros criterios no están influenciados por ningún tipo de sentimiento o empeño. Simplemente ofrecéis un punto de vista neutro. En muchas ocasiones, aparecerán soluciones a cuestiones que parecían improbables resolver.

#6 Ayuda a la toma de decisiones

El hecho que el grupo contribuya con distintas opciones para solucionar alguna duda o problema planteado por alguno de vuestros, ayuda a ver más allá de las dificultades. Aportar más alternativas contribuirá a que tengáis más alternativas para decidir.

#7 Sentirse acompañado y apoyado

El emprendedor siente, en muchas ocasiones, soledad, abandono y desamparo. Por tanto, ser integrante de una comunidad que comparte tus mismos objetivos, te provocará un sentimiento de seguridad y asistencia. Siempre podrás recurrir al apoyo de alguno de los miembros del grupo para buscar ayuda.

#8 Obliga a tomar acción

Plantear retos desafiantes que os ayude al crecimiento profesional, os impulsará a poneros en marcha en busca de los resultados propuestos. Aquí es conveniente recordar el dicho que afirma:

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

#9 La suma de las partes multiplica el resultado

Las aportaciones de cada uno de vosotros ayudará a conseguir mayores resultados y en menos tiempo.

#10 Creación de relaciones más allá de lo profesional

Cuando compartes una parte tan personal como es tu propio negocio, al final, se crean unas relaciones íntimas que van mucho más allá del ámbito profesional. Incluso pueden llegar a convertirse en amistades para toda la vida.

#11 La intención de dar y recibir para que todos alcancen su éxito supremo

Uno de los fundamentos básicos para que funcione un Grupo de Mastermind es la filosofía de reciprocidad. Con esto se quiere decir que, es tan importante saber recibir las opiniones o críticas del grupo como darlas. Y es que ya sabes lo que se dice:

Para recibir primero hay que dar

#12 Empoderamiento del grupo

La unión de todos los miembros del equipo os dotará de poder e independencia para alcanzar vuestros objetivos marcados. Todos remáis hacia la misma dirección y con fuerza por lo que será mucho más fácil conseguir resultados satisfactorios para todos los componentes del grupo. El dicho dice:

La unión hace la fuerza

#13 Ayuda a aumentar la autoconfianza y la autoestima

Como ya he dicho, uno de los objetivos vitales de los Grupos de Mastermind es la consecución de vuestras metas individuales a partir del logro de un propósito común. Cada vez que tu alcanzas uno de tus fines, automáticamente adquieres autoconfianza y tu nivel de autoestima aumenta. El resultado: también aumenta tu grado de motivación y sigues avanzando hacia adelante. Cada vez estás más cerca de conquistar tu cima particular.

#14 Incrementa la capacidad de plantear metas más desafiantes

Cuando te sientes apoyado y animado por los otros integrantes de la comunidad, te ves capaz de proponerte desafíos muchos más grandes. Sabes que siempre puedes contar con la ayuda de tus compañeros en los momentos más difíciles, cuando te enfrentas a contratiempos o las fuerzas disminuyen.

#15 Disminución de la sensación de aislamiento

Comunidad de Masterminds

Fuente: Fotolia

Los emprendedores sufren de un mal muy habitual llamado “soledad”. La mayoría de nosotros nos encerramos en nuestros despachos y, casi, olvidamos que hay vida más allá de nuestras pantallas de ordenador. Reunirte con tu Grupo de Mastermind te ayudará a ser consciente de que no estás sólo en este camino. Incluso podrás ir más rápido si encuentras gente que te acompañe y coopere contigo.

Ahora que ya conoces todos los beneficios de los Grupos de Mastermind, debes saber que estos grupos NO SON para personas que:

  • Tienen sus mentes cerradas a las opiniones y sugerencias de los demás.
  • Son personas egoístas y con falta de empatía.
  • Son indisciplinados.
  • No tienen claro un compromiso hacia el grupo.
  • Se aprovechan de la buena voluntad de los demás en su propio beneficio sin dar nada a cambio.

Además, debes tener claro que un Mastermind NO ES:

  • Una clase o taller donde uno va a aprender de las experiencias de cada uno, o de los consejos de los distintos miembros o de los desafíos, fracasos y éxitos.
  • Un coaching grupal. La figura del moderador simplemente está para anotar los acuerdos y compromisos que cada uno de vosotros adquiere.
  • No es una alianza de negocios. Ninguno de vosotros está obligado a hacer negocios con el resto de compañeros.

Cómo funciona una sesión de Mastermind

funcionamiento mastermindgroup

Fuente: Fotolia

1> Bienvenida a los integrantes del grupo

En primer lugar, el moderador o la persona encargada de dirigir la sesión, dará la bienvenida a cada uno de los componentes del grupo, haciendo una pequeña presentación de los mismos.

2> Designar el asunto principal de la reunión

Habrá de dejar claro cuál es el orden del día de la sesión para que sea conocido por todos vosotros.

3> Establecer el orden del turno de palabra

Para que todos  contéis con las mismas oportunidades, el moderador o facilitador, designará la distribución en la que cada uno de vosotros debe intervenir. De esta forma se evitará que existan compañeros que no puedan participar en la sesión.

4> Revisar el cumplimiento de los compromisos de la sesión anterior

Siguiendo el orden de palabra establecido, cada uno de vosotros, pondrá en conocimiento del resto cuáles han sido sus logros respecto a los retos planteados en la sesión anterior. Es importante conocer, uno a uno, cuáles han sido las mayores dificultades y obstáculos a los que se ha tenido que enfrentar y hasta dónde ha conseguido superarlos.

5> Debatir ideas y compartir conocimientos nuevos en el equipo

Ahora es el momento de que cada uno, y en el turno establecido anteriormente, plantee sus propias ideas y participe de sus conocimientos para que el resto del grupo pueda considerar su propia conveniencia. De esta forma puedes aprender a hacer cosas de diferentes formas.

6> Ronda de preguntas o dudas

Turno para que cada uno de vosotros exponga sus preguntas o dudas al resto de la comunidad con el fin de encontrar posibles soluciones a vuestros problemas o dificultades. Es importante que todos realicéis vuestras aportaciones en el orden convenido.

7> Reflexionar los conceptos entre todos

Es el momento de que entre todos se den respuestas a las cuestiones o interrogantes planteados en el punto anterior. De manera que se consiga generar un clima de confianza y de pertenencia a la comunidad. Además se debe empoderar al grupo para conseguir alcanzar los objetivos planteados.

Aquí funciona muy bien la técnica del Brainstorming o lluvia de ideas. Consiste en que cada uno de vosotros aporte su punto de vista, conocimientos sobre esa materia en común, su propia experiencia o simplemente lo primero que se le pase por la cabeza que esté relacionado con el tema aunque se trate de una idea, en principio, inverosímil. Cada cual podrá aprovechar alguna de esos conceptos lanzados en su propio beneficio.

8> Plantear los compromisos de cada miembro para la próxima reunión de equipo

El poder de los Grupos de Mastermind es el hecho de que paséis a la acción sin dilación. De modo que, una parte fundamental de la sesión será que cada uno de vosotros os marquéis “los deberes” que debéis realizar para la siguiente reunión.

Desde luego, debéis plantear compromisos que, siendo desafiantes, puedan ser realizables para evitar la desmotivación y el desánimo.

9> Despedida del equipo

Marcar o recordar la fecha de la siguiente reunión y despedir a cada uno de vosotros hasta la próxima. Aunque puede existir algún tipo de contacto a través de algún sistema de mensajería instantánea (por ejemplo whatsapp) o algún grupo de redes sociales (como Facebook o Google+).

Aquí te dejo una infografía que recoge todos los aspectos a tener en cuenta de los Grupos de Mastermind

Infografía Grupo Mastermind

Conclusiones

  • Si te encuentras en las primeras fases en la creación de tu proyecto y te sientes perdido, estancado, sin rumbo definido, desmotivado y solitario, sin duda alguna unirte a un Grupo de Mastermind va a ayudarte a encontrar tu camino, avanzar y sentirte acompañado.
  • Si ya has empezado a construir tu negocio pero necesitas crecer y has intentado algunas opciones sin resultado, también puedes formar parte de esta comunidad para recibir consejos, así como aportar tu propia experiencia y conocimiento que pueda ser de ayuda al resto de componentes.
  • Puedes crear tu propio Grupo de Mastermind o unirte a uno de ellos, pero lo seguro es que existirá un antes y un después en tu negocio en base a esta experiencia y a tu participación.

A tenor de la longitud de este artículo, deducirás que es un tema que me apasiona. Además se ha convertido en uno de mis pilares en mi estrategia de crecimiento. Así que, si te he convencido para iniciar la aventura de unirte a un Grupo Mastermind, ponte en contacto conmigo y hablaremos de las opciones que tienes.

¿Participas ya en un Grupo de Mastermind?
¿Has notado que te ha ayudado a avanzar profesionalmente?
¿No conocías la existencia de estos grupos pero crees que te podrían ayudar?
¿No crees en los superpoderes de los Mastermind?
Cuéntamelo y ayuda a otros a tomar acción.