La gente considera que trabajar como emprendedora (o como autónoma que este término todo el mundo sabe que significa) lleva consigo una gran carga de incertidumbre y riesgo.

Pero yo no estoy del todo de acuerdo con esta afirmación. Porque después de 17 años como trabajadora por cuenta ajena en una gran empresa y con un contrato fijo, he visto como es posible verse afectada por un ERE y pasar a formar parte de las listas del INEM.

Es más, durante los últimos años en mi puesto de trabajo y con la crisis en pleno auge, fui testigo de las mayores situaciones dramáticas de mis clientes que “caían como moscas” siendo despedidos de sus trabajos a pesar de llevar mucho años fieles a sus empresas. Otros tantos trabajaban sin saber con certeza que iban a recibir su salario a final de mes.

Así que de seguridad, NADA. Es cierto que tienes más probabilidades de recibir un jornal cada mes. Pero, tal y como está hoy en día el mercado laboral, es muy fácil poder despedir a un empleado.

Por lo que considero que ser un trabajador autónomo es una buena opción. Hoy en día, internet te brinda la oportunidad de emprender un negocio online con una inversión mínima y por tanto, controlando el riesgo que ello supone.

Una receta sólo al alcance de las más atrevidas

Solo es cuestión de tener una pasión, ganas de salir adelante, una buena dosis de creatividad y mucha paciencia y perseverancia. Si tienes todos los ingredientes que esta fórmula, tu éxito está asegurado.

=> Pasión

Para mi es uno de los ingredientes fundamentales. La pasión es tu motor.

Por una parte, dedicar tus esfuerzos y dedicación a lo que a tí te gusta, te ayudará a dar lo mejor de tí. Los sacrificios que te supongan alcanzar tus objetivos y tus metas, se soportarán mejor. El entusiasmo de hacer aquello que realmente quieres te llevará a volcarte en tus proyectos sin resistencias. Por lo tanto el resultado será mucho más gratificante.

Por otra parte, dentro de la pasión, también es importante tener claro tu ¿por qué?. Esta pregunta es fundamental que tenga una contestación lo suficientemente poderosa como para poder superar todos los obstáculos que se te vayan apareciendo en tu camino hacia tus metas. El tener un por qué claro y poderoso será la gasolina que alimente el motor de tu pasión.

Piensa detenidamente en tener claro tanto tu pasión como tú por qué ya que será tu combinación ganadora, la que te llevará al éxito o a la derrota.

=> Determinación

Teniendo clara esta composición, sólo hace falta una buena medida de fuerza de voluntad, decisión, ovarios, o como quieras tú llamarlo.

Dicen que querer es poder y yo estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación.

¡Ojo! Uno tiene que ser consciente de su limitaciones en el caso de tenerlas. Por lo que en algunas ocasiones habrá que trabajar mucho más esta cualidad para llegar a conseguir los resultados deseados.

Es fundamental que te marques tus metas en función de tus posibilidades.

  • Hay gente que le funciona muy bien marcarse grandes retos. Trabajar bajo la presión de alcanzarlos le motivan a seguir adelante.
  • Otros prefieren planear pequeños pasos que ir superando hasta conseguir sus metas. De esta forma, consiguen más motivación el ir superando los pequeños peldaños hasta llegar a la meta final.

Es cuestión de conocerte a tí misma y buscar la fórmula que mejor se adapte a tí. Yo te confieso que me va más esta segunda opción. Proponerme muchas metas asequibles que, a medida que las voy superando, mi grado de motivación se vaya incrementando y mi voluntad por seguir adelante se vaya fortaleciendo.

=> Creatividad

Yo siempre había creído que era una persona poco creativa. Para mí, ser creativa suponía tener ideas geniales, componer planes innovadores. Pero qué equivocada estaba.

Ahora he llegado a la conclusión que sí que soy creativa. Porque he descubierto que tengo la capacidad de crear, de innovar, de generar nuevas ideas o conceptos, o nuevas asociaciones entre ideas o conceptos conocidos para resolver problemas y concebir soluciones originales y valiosas.

Pero debes tener en cuenta, que como toda aptitud, es fundamental entrenarla y ejercitarla. Debes descubrir tu propia fórmula para desarrollarla.

A mi me funciona mucho la técnica del brainstorming. Apunto TODAS las ideas que se me vayan pasando por la cabeza, aunque parezcan muy tontas o inútiles. Después voy dándoles vueltas y madurándolas hasta que tiene alguna forma determinada o se han convertido en algo útil. Si no, desecho esa y cojo otra.

=> Paciencia

Dicen que “es la madre de todas las ciencias”.

Paciencia es esa cualidad que he tenido que trabajar más arduamente porque siempre he sido una persona bastante impaciente. Todavía hoy en día me acelero bastante cuando las situaciones se me escapan de las manos o las cosas no salen tal y como las había planeado.

Pero te prometo que esta habilidad la estoy puliendo. Es aquí donde practicar meditación y aprender a respirar con consciencia me está ayudando a controlar mis emociones e impulsos. Sin embargo, todavía existen ocasiones en las que me puede la prisa.

Con paciencia lograrás alcanzar tus propósitos a medio y largo plazo. No existen los atajos ni los trucos. Sólo hay que poner esfuerzo, dedicación y una gran dosis de paciencia para que tu negocio evolucione.

Cuando creas no va pasando el tiempo y tú no avanzas, párate, mira hacia atrás, recuerda tu punto de partida y valora todo el camino que has recorrido hasta llegar al punto actual. Seguro que te sorprendes de todo lo que has progresado.

=> Perseverancia

Reconozco que esta ha sido la capacidad que menos he tenido que trabajar porque soy una persona constante y muy persistente.

Siempre que me he planteado un reto, he trabajado para conseguirlo aunque admito que no siempre con la misma intensidad.

La perseverancia se define como la firmeza y la constancia en la manera de obrar. Da igual que tus pasos sean los de un enano o que des zancadas de gigante, lo importante es tu tenacidad y tu empeño por obtener los resultados que te propusiste.

Conclusiones…

  • Emprender es una buena opción cuando estás dispuesta a arriesgar para diseñar tu propio futuro.
  • Se trata de una carrera de fondo y no de velocidad.
  • Mezcla correctamente los ingredientes de la fórmula para ser una emprendedora y tu éxito estará más cerca de lo que tú puedas imaginar.
Seguro que tú también puedes añadir o quitar algún ingrediente. ¿Te animas?
¿Cuál es la aptitud o cualidad más importante o destacable por tí para emprender en el mundo actual?

Se atrevida y comparte este artículo con los demás. Tal vez puedas ayudar a algún familiar, amiga o conocida a encender la llama del emprendimiento. Yo te lo agradeceré siempre y seguro que ella también.