Quieres crear una idea de negocio pero no sabes cómo desarrollarla y convertirla en una idea de negocio rentable. Sigue leyendo y descubrirás los primeros pasos que tienes que dar para emprender un negocio. ¡Tu negocio!.

Es muy importante que definas correctamente las bases de tu negocio para que crezca de manera sólida con unos buenos cimientos. Sólo así tu éxito estará asegurado.

Busca lápiz y papel o utiliza un procesador de textos porque todo tiene que quedar plasmado por escrito. Sólo así será más fácil completar el proceso.

Además podrás consultarlo y modificarlo en cualquier momento que consideres oportuno.

Y para que te resulte más fácil, en cada uno de los pasos te voy a proponer una actividad o tarea para que vayas avanzando poco a poco.

#1 Define tu idea de negocio

Lo primero que debes hacer es apuntar cuál es el producto o servicio que quieres ofrecer. Eso que te apasiona o que estás especializada.

Defínelo lo más detallado posible ya que se trata de tu medio para atraer a tu público o a tu clientela y obtener así un beneficio económico.

Actividad: Busca un momento donde puedas estar tranquila y centrada durante un buen rato. Apunta todas las características que se te ocurran que va a tener tu producto/s y/o servicio/s. Se generosa y anota todos los aspectos posibles.

#2 Determina la necesidad a cubrir o el problema a solucionar

problema a solucionar

Cortesía de Pixabay

Si piensas un poco, muchas de las ideas de negocios más famosas, han surgido para cubrir alguna necesidad no atendida o algún problema para el cual no existía solución.

Airbnb surgió como una alternativa al alojamiento tradicional en EEUU. Resulta que dos emprendedores decidieron ofrecer su casa como hospedaje durante una feria de diseño en San Francisco para solventar el alquiler tan alto que pagaban. Ahora, este negocio mueve millones de euros.

Otro ejemplo es el Walkman de Sony. El Presidente de Sony allá por el año 1978, pidió que se creara un producto que le sirviera para escuchar su música favorita durante sus largos desplazamientos. Y así es como nació el primer Walkman y luego ha ido evolucionando hasta los mp3.

Sólo así tendrás clientes fieles y conseguirás más ingresos.

Tres principales formas de averiguar las necesidades o problemas de tus compradores

  • Activa tu modo escucha. Se trata de que prestes atención a las conversaciones de las personas pero desde una perspectiva de solucionadora de problemas. Oye sus quejas y dificultades. Reflexiona sobre posibles soluciones. Desarrolla esta nueva habilidad y de esta forma serás consciente de qué es lo que necesitan.
  • Pregunta, interroga, indaga. ¿Existe mejor manera de saber algo si no es preguntando?. Así que ve directamente a tu posible cliente y pídele su opinión. Prepara algunas cuestiones relacionadas con tu idea de negocio y que te den pistas sobre esas necesidades no cubiertas o esos problemas que le molestan.
  • Navega por las redes sociales o los foros pero en modo vigía. Busca aquellos comentarios de usuarios que se quejan o que piden soluciones a sus problemas. Simplemente leyendo sus descontentos obtendrás información muy valiosa para utilizarla en tu provecho.

Tarea: Vas a realizar un estudio de mercado. Durante los próximos días presta atención a las conversaciones de las personas de tu entorno. Detecta todas sus inquietudes, problemas y necesidades y anótalas en una hoja o en tu móvil. Contrasta si tu oportunidad de negocio puede cubrir esas quejas. A lo mejor, debes introducir alguna modificación para que se ajuste todavía mejor a las necesidades de tu público.

#3 Describe a tu usuario ideal o tu público objetivo

público objetivo

Cortesía Pexels

Siguiente paso en tu camino para crear tu idea de negocio. Debes conocer perfectamente al lector de tu blog o al comprador de tus productos o servicios.

Preguntas para conocer a tu lector o público ideal

  • ¿Es hombre o mujer?
  • ¿Cuál es su edad?
  • ¿Y su estado civil?
  • ¿Tiene hijos? ¿Cuántos?
  • ¿Estudia, trabaja o está en paro?
  • Si trabaja, ¿cuál es su nivel de ingresos?
  • ¿Dónde vive? ¿En una gran ciudad, en un pueblo?
  • ¿Tiene hobbies o aficiones? ¿Cuáles?
  • ¿Cuáles son sus preocupaciones? ¿Y sus miedos?
  • Etc…

Debes hacerte todas las preguntas necesarias para llegar a conocerlo en profundidad. Cuanto más sepas de él, más fácil será acertar con los productos y/o servicios que necesita. Por lo tanto, será mucho más sencillo dedicar todos tus esfuerzos a producirlos. Resultado: mayor probabilidad de acertar y mayores ventas.

No subestimes este paso. Será uno de tus pilares a la hora de construir tu estrategia.

Tarea: Ya sabes lo que te toca. Vuelve a coger el lápiz y el papel o tu ordenador y da respuesta a todas estas preguntas. También puedes plantear otras que tengan que ver con tu producto y/o servicio y que creas que son importante responder para llegar a conocer a tu cliente ideal. Crea su retrato robot. Podrás ir modificándolo a medida que interactúes con él y lo vayas conociendo mejor.

#4 Detalla tu propuesta de valor

Hoy en día existen montones de productos y servicios muy parecidos los unos a los otros. Incluso algunos son idénticos y se pueden sustituir por otros.

Tu reto va a ser el siguiente: tienes que diferenciarte de todos tus competidores. ¡Si, has oído bien!. Debes pensar en modificarlo de manera que siga respondiendo a las necesidades de tu consumidor pero que aporte un valor superior al resto de tu competencia.

Sólo así darás con una buena idea de negocio rentable y sostenible en el tiempo.

Por este motivo, he hecho tanto hincapié en el apartado anterior, que debes conocer perfectamente a tu consumidor ideal. Sólo así sabrás darle lo que realmente necesita con tu toque personal e inimitable.

Actividad: Ahora te toca a tí. Debes escribir tu propuesta de valor. Una vez que has explicado la necesidad a cubrir o el problema a resolver y has hecho una descripción de tu cliente o usuario ideal, estás en disposición de detallar la utilidad que va a recibir tu comprador y por qué debería elegirte a tí y no uno de tus competidores. Haz especial mención a las características de tu producto o servicio que se diferencian de tu competencia y que, por tanto, te hacen única.

#5 Analiza tu competencia

analiza tu competencia

Cortesía de Pixabay

Ha llegado el momento de que eches un vistazo a tu mercado e identifiques quien va a ser tu competencia.

Cuando vas a emprender un negocio, es fundamental que tengas en cuenta a las personas de tu mercado que están ofreciendo productos y/o servicios iguales, sustitutivos o complementarios.

Piensa bien en todas las alternativas posibles e identifícalos.

Voy a ponerte un ejemplo. Imagina que quieres montar un negocio dedicado a enseñar idiomas. Tu competencia son otras academias de idiomas, los negocios que se dedican a otro tipo de actividades como baile, música, fútbol, etc e incluso las clases de catecismo. ¿Lo ves? Cuando los niños quieren tomar la Comunión, es obligatorio asistir durante uno o dos años a estas clases.

Tranquila, tener competencia no es malo. Si has sabido definir bien tu propuesta de valor, debes confiar en tí misma y no tener miedo a tus competidores. Es más, debes analizar cómo lo están haciendo ellos. Aprender de ellos y replicar en tu propio negocio aspectos que hayas visto interesantes. Pero por supuesto, con tu toque personal y diferencial.

Incluso sería interesante que entablaras una relación profesional con el/ella. Explotar sinergias puede dar como resultado una relación “win-win”, en donde ambas partes salen ganando.

Tarea: Piensa detenidamente todos tus posibles competidores. Haz una lista con todos ellos. Analízalos en todos los medios que estén presentes: web, redes sociales, etc. Prueba a comenzar una relación profesional con ellos. Hazle saber que te dedicas al mismo sector que él/ella pero muéstrale tu propuesta de valor diferencial.

#6 Precisa tu propio modelo de ingresos

Ahora toca adentrarse en la parte monetaria del proyecto para montar un negocio. Aunque te apasione el hecho de ayudar a otras personas, también tienes que vivir. Así que vas a necesitar generar ingresos que te permitan hacer crecer tu negocio y seguir apoyando a más gente.

Por tanto, necesitas decidir de qué forma vas a monetizar tu idea de negocio y cómo vas a empezar tu negocio.

Principales escenarios para hacer rentable tu negocio

modelo de ingresos

Cortesía de Pexels

  • I. Ecommerce

Lo que típicamente se llama tienda online. Consiste en vender tus productos o servicios a través de la web fijándoles un precio y unas condiciones de venta.

Dispondrás de tu propio catálogo de productos o servicios y la gente te pagará por cada uno de ellos que adquiera.

Para mí este sistema tiene dos grandes inconvenientes:

  1. Los ingresos son inestables ya que si no vendes no percibes beneficios.
  2. Existe una estacionalidad en las ganancias, dependiendo de la época del año, el período del mes o los días de la semana.
  • II. Membership Site

Este modelo me parece de lo más interesante. Consiste en crear un sistema de ingresos recurrentes, por el cual los suscriptores a este método pagan por consumir de forma periódica productos o servicios de nuestro negocio.

Por ejemplo: el pago mensual que haces a una revista que te da acceso a contenidos exclusivos para suscriptores. Si eres una tienda de animales, puedes ofrecer un paquete de comida para perros mensual de forma que periódicamente al cliente le llegará el producto y pagará una cuota por dicho servicio.

¿Sencillo, no? De esta forma, aunque no vendas igual sigues ingresando dinero en tu cuenta.

  • III. Freemium

Se fundamenta en tener una base de contenido gratuito y que aporte valor a tu público. Los ingresos se generan por los “extras” que tu usuario te contrata. Le gustan tanto las materias gratuitas que compartes que desea sacar más provecho por lo que está dispuesto a pagar por obtener más.

Este sistema te permitirá crear una gran base de datos de los usuarios que les gusta tu contenido. Con una buena gestión de email marketing podrás conseguir porcentajes de conversión mucho más elevados. Tu público ya conoce el valor de tu contenido por lo que es mucho más fácil convencerles de que paguen por conseguir algo mejor.

  • IV. Todo Gratis!!

Si, todo gratis significa que todo el contenido que publiques sea de calidad y gratis. O si tienes un ecommerce, se trata de que regales artículos. En este último caso, tendrás que establecer condiciones para esta oferta.

Así que te estarás preguntando: ¿Cómo consigo yo ingresos?

Fácil, a través de la publicidad: post patrocinados, banners, afiliados, etc.

Pero para serte sincera, para que este sistema sea rentable, primero tienes que hacer una inversión de mucho tiempo ofreciendo contenido de mucha calidad y consiguiendo una gran audiencia.

También puedes llegar a rentabilizarlo si te conviertes en una experta en un nicho donde existan empresas que quieran aprovechar tus conocimientos para llegar a conseguir clientes.

Aquí tienes representado los distintos modelos entre los que puedes elegir basar tus ideas emprendedoras.

Tarea: Aquí te voy a pedir algo un tanto raro. Coge tu idea de negocio e intenta aplicarle cada uno de estos modelos. Al principio puede que te parezca que algún modelo no pueda encajar en tu idea de negocio. Pero intenta darle una vuelta más e imaginártelo por muy loca que parezca la ocurrencia. Seguro que de una idea loca aparece una con fundamento.

#7 Crea tu propio modelo de negocio

Para ello, te voy a presentar un modelo que puede que ya conozcas: MODELO CANVAS

Es muy sencillo, intuitivo y sobre todo muy visual. Muy fácil de configurar y te permitirá tener, de un solo vistazo, controlado todo tu negocio.

Lo que se busca es transmitir el máximo de conocimientos con las mínimas palabras.

Te dejo una imagen del modelo y la explicación de cada uno de los apartados.

modelo de negocio canvas

También te adjunto un podcast creado por Joan Boluda que te explica cada uno de los distintos apartados y te ayudará a entenderlo mejor.

Actividad: Coje lápiz y papel y ponte a desarrollar tu propio modelo de negocio detallando en cada apartado los puntos más importantes. Déjalo en un lugar visible para que puedas consultarlo en cualquier momento y te ayude a mantenerte enfocada.

Consejo: Puedes utilizar la plantilla en blanco y añadir el detalles de cada apartado mediante notas post-it de diferentes colores. De esta forma podrás hacer modificaciones sustituyendo las notas sin tener que rehacerlo de nuevo.

pasos para definir una idea de negocio

Conclusiones

  • Tener claros y definidos los pasos de cómo crear una idea de negocio va a ser fundamental si quieres montar un negocio con unos cimientos sólidos.
  • Debes dedicar tiempo a cada uno de los pasos y además deben estar por escrito. Te facilitará su seguimiento y te ayudará a incluir modificaciones cuando éstas se precisen.
  • Gran parte del éxito en tu estrategia empresarial pasa por tener especificados todos los apartados que te he comentado.
  • Todo el tiempo que dediques a la planificación de tu negocio, será tiempo que ahorras en un futuro porque sabrás en todo momento dónde poner tu foco.
¿Tenías claros todos estos pasos? ¿Crees que te pueden ayudar a definir mejor tu negocio?
¿Utilizas otro tipo de modelo? Puedes compartirlo con todas nosotras