Parece un juego de palabras pero si te paras un momento a analizarlo, se trata de un sistema muy efectivo para llegar a crear tu negocio y emprender emprendiendo. Aunque ya te aviso de antemano que este método te hará cometer fallos. Sin embargo ahí está lo infalible de esta técnica.

Bueno, creo que tengo que explicarme mejor ¿verdad?

Pues empecemos por el principio.

Para ponerte en situación te diré que una persona aprende:

  • El 5% de lo que oye
  • El 20% de lo que ve
  • El 30% de lo que ve y oye
  • El 75% de lo que experimenta o descubre por sí mismo
pirámide aprendizaje edgar dale

Pirámide de Aprendizaje de Edgar Dale.
Fuente: Revista Digital El Recreo

Creo que con estos datos queda más que claro que debes pasar a la acción si quieres aprender a hacer cualquier cosa en la vida que te propongas. Y en el campo del emprendimiento no podría ser de otra forma.

Emprendiendo se aprende a emprender

Este concepto lo puedes encontrar con los siguientes nombre: learning by doing, aprender haciendo o aprendizaje experiencial.

Todos ellos tienen la misma base. Se trata de desarrollar una serie de actitudes y habilidades que te impulsan a emprender en lo que se te da bien o te hace feliz a base de errores y aciertos.

Si te soy sincera, esta lección me ha costado mucho aprenderla. Quizás mi trayectoria formativa haya podido influir en ello.

Hasta hace poco tiempo, tenía la creencia de que, para poner algo en práctica, debía aprender todo lo relacionado con esa temática. Vamos, tenía que dominar el tema para que los resultados fueran perfectos. Cuanto más supiera del asunto más fácil sería ponerlo en práctica y menos errores cometería.

¡Pero qué equivocada estaba!. Y cuanto tiempo he malgastado esperando a saberlo todo antes de poner manos a la obra. Así que puedo decirte que he padecido en innumerables ocasiones el “síndrome de la parálisis por análisis”. Por si no lo conoces, este síndrome se da cuando no puedes pasar a la acción porque tienes miedo de no saber lo suficiente y, por tanto, nunca te sientes bastante preparada y sigues estudiando, leyendo y formándote. Es un síndrome común en gente que está empezando algo por primera vez y tiene miedo de no estar a la altura de las expectativas suyas y de los demás.

Si tú crees que estás sufriendo en estos momentos estos síntomas, te recomiendo leer este artículo que he escrito donde explico algunos hábitos que he adoptado yo para mejorar algunos aspectos de mi persona que me dificultaban avanzar en mis objetivos y metas.

Así que al final he borrado de mi “disco duro” esta creencia y he pasado al modo prueba. Es decir, poner en práctica, equivocarse, aprender de los fallos, volver a intentarlo, volver a errar, revisar, volver a poner en práctica, acertar, sacar conclusiones. Éste más o menos es el sistema que sigo en estos momentos.

Por tanto, te voy a proponer la siguiente guía para que puedas aprender a emprender… emprendiendo.

Guía para aprender a emprender… emprendiendo

emprender emprendiendoPaso a definirte 6 sencillos pasos que puedes seguir para poner en práctica este método tan seguro.

#1 Punto de partida

Lo primero que debes hacer, es definir cuál es situación inicial sobre la que quieres trabajar y aprender. Un supuesto originario sobre el que quieres formarte y que es necesario para avanzar en tu emprendimiento.

#2 Primeros pasos

Se trata de plantearse buscar algo de información que sustente tu punto de partida o tu hipótesis inicial. Por ejemplo:

  • Busca diferentes blogs donde se trate la temática que quieres poner en práctica.
  • Lee libros de autores que, se supone, explican sus propias experiencias.
  • Averigua y analiza ejemplos parecidos al tuyo.
  • Examina recursos alternativos donde se trate tu tema (infografías, podcast, presentaciones, etc…).
  • Elige videotutoriales donde puedes ver como otros autores ponen en práctica lo que tú mismo te cuestionas. Una gran fuente de este tipo de recursos es YouTube. Aquí puedes encontrar incontables respuestas a todas tus preguntas y algunas de ellas de muy buena calidad y confianza.

#3 Experiencia/Vivencia

Tras haber realizado la labor de investigación del paso anterior, ya tienes claras algunas premisas. Por lo tanto, se trata de poner en ejercicio tu propia experiencia.

Márcate unos objetivos, determina tu estrategia y ponlo en práctica. Aquí se trata de probar y equivocarse. No te preocupes, es casi seguro que no te va a salir bien a la primera, ni a la segunda. Pero cada vez que no aciertas, es una forma de saber que algo no funciona. Y además estás más cerca de dar con la solución correcta.

No estaría de más que todo quedara apuntado. De esta manera te sería mucho más fácil realizar el trabajo de la siguiente etapa.

#4 Análisis de la Experiencia

análisis de la situaciónAhora toca analizar cómo ha ido tu experiencia. Algunas de las respuestas que debes hallar son del tipo:

  • ¿Cómo has puesto en práctica tu experiencia?
  • ¿Qué acciones has llevado a cabo?
  • ¿Cuáles han sido los resultado o logros que has alcanzado?
  • ¿Y cuáles han sido los errores o fallos con lo que te has encontrado?
  • ¿Has probado a hacer un test A/B?
  • ¿Has recibido feedback de tu público? ¿Cómo te puede ayudar a mejorar?

Cuantas más preguntas consigas cuestionarte y más soluciones obtengas más precisas serán las conclusiones a las que llegarás en la siguiente fase.

#5 Lecciones aprendidas

En esta fase tienes que poner en el plano teórico los resultados conseguidos por la práctica o experiencia. Aprender tanto de los errores como de los aciertos. De aquí obtendrás todos los conceptos, ideas y conocimientos que te servirán como base para seguir avanzando en tu emprendimiento.

Trata de detallarlo todo lo que puedas. Cuantos más datos y referencias obtengas, más te van a ser de utilidad para próximos vivencias o experiencias.

#6 Generalización de tu experiencia

Siguiente pregunta ¿Y ahora qué? Pues ahora toca poner en práctica las conclusiones a las que has llegado.

Coge el documento que hayas obtenido en la fase anterior y tómalo como la hoja de ruta para esa experiencia determinada.

Pero también puedes hacer algo más. Puedes ir un paso más allá y preguntarte si puedes conseguir mejores resultados. Para ello volverías a empezar con el primer paso de la fase 1

Como ves, se trata de estar continuamente en acción. Prueba y error. Analizando el feedback y volviendo a empezar. Sólo así consigues avanzar en tus objetivos y alcanzar tus metas. Sólo así lograrás hacer crecer tu negocio online y sobretodo hacerlo rentable.

Al hilo de esta metodología, me parece interesante presentarte este vídeo de la serie de las charlas TED. Te habla de la importancia de pasar a la acción además de contar cómo la creatividad y la pasión son fundamentales para emprender. Espero que lo disfrutes y te haga pesar en cómo trabajar tu propio sistema.

Conclusiones

  • Tómate en serio este sistema para aprender a emprender. Te aseguro que va a ser mucho más útil que toda la teoría que puedas aprender.
  • Un niño aprende a andar andando, nadie le enseña ni tampoco lo estudia. Comienza dando un paso y después otro. Y va aprendiendo y perfeccionando sus pasos con la práctica. Lo mismo ocurre cuando empiezan a leer o escribir. Se les enseña un punto de partida para que conozcan los sonidos, y a partir de ahí sólo la práctica hará que perfeccione su lectura y escritura.
  • Déjalo todo por escrito. Te será mucho más fácil ver los errores y valorar las correcciones. Además te ayudará a recordarlo pasado un tiempo sin uso.
  • Cuanto más practiques este método, más fácil te será llevarlo a cabo. Al final se convertirá en algo mecánico que no necesitas pensar en qué fase te encuentras en cada momento.
¿Utilizas este método o algún otro para aprender a emprender? ¿Crees que podría serte útil para conseguir hacer crecer tu negocio?